SIGNOS DEL ZODIACO

Astrologia

Temas Astrologia

Otros temas

Cursos gratis







La dualidad de tu amor Géminis, es innata. Ya ves, que está representado este signo, por el símbolo de los gemelos. El puede convivir perfectamente con estas dos personillas.

Y mientras no se molesten la una a la otra, todo está bien.

Ya se sabe, en astrología,

que los gemelos a veces son opuestos

en temperamento gustos, etc. ( no siempre)

Si lo "pescas" en alguna mentirilla, tendrá rápida respuesta para hacerte dar cuenta que te has equivocado.

Y su discurso será tan convincente, que dudaras si no eres tu quien ha mentido.

Es un sabio en la utilización de la palabra. Y con ella, se escapará enseguida de algún aprieto.

Tampoco quieras hacerlo profundizar en algún tema o problema, porque a Géminis no le gusta ahondar demasiado.

Como buen opuesto a Sagitario, a tu amor Géminis,

te será casi imposible llegar a conocerlo.

Porque un día hablará una personalidad, y otro día, la otra.

Para él lo mas normal del mundo.

Convive perfectamente con esa dualidad. Muchas veces, te parecerá estar conviviendo con un psicópata, pues de pronto aparece una personalidad de él, desconocida.

Te asombrará la rapidez mental para responderte lo imposible.

Siempre estará hurgando en libros, revistas, todas las novedades posibles. Y también lo encontrarás nervioso, ávido de movimiento, pero sus viajes, son normalmente cortos.

Al contrario que su opuesto Sagitario. En Astrología, sabemos que una persona con un signo Géminis muy fuerte en su carta natal, será siempre alguien jovial, a veces parecerá inmaduro, pero sobre todo, será hasta avanzada edad como un niño.

Prefiere un poco la liviandad, lo más efímero.

Sin dejar de analizar cuando quiere, las cosas, las personas.

No lo quieras hacer entrar en compromisos que nunca va a asumir, porque se sentirá ahogado.

Géminis esta representado con la carta, el Arcano numero 1, en el Tarot.

Nunca se irá de sí, la necesidad de estar al día con los conocimientos.

Y la actualidad del mundo.

Géminis no es afecto a comprometerse. Y hay un defecto al que te tienes que acostumbrar,

que es a sus frecuentes mentiras, que él mismo se cree a pie juntillas. Y no dudes, porque eso lo ofenderá.

Te contará muchas veces viajes que nunca hizo, anécdotas que nunca vivió.

No hay que olvidar que su regente, Mercurio, es Hermes, el intermediario, el gran mentiroso ( por necesidad, o no) Es que muchas veces, o frecuentemente, mejor dicho, estará hablando su otra personalidad, por eso, él se puede llegar a ofender si dudas de su palabra.

La rapidez mental de Géminis se expresa maravillosamente en la velocidad con la que cambian de relaciones amorosas. Ser inestables, movedizos, apasionados, indiferentes, mentales, seductores, dispersos, románticos, son cualidades innatas de Géminis que se expresan tanto en su vida en general como en el amor.

La conquista y la seducción, sobre todo a nivel intelectual, son las armas con las que Géminis se siente seguro de ganar.

Sin embargo, como signo dual, expresará a su pareja tanto el apasionamiento como la indiferencia... y entre un estado y otro pueden pasar horas!

La variabilidad de su carácter hace que la pareja de Géminis se sienta tan confundida: "hace una hora era puro besos y abrazos, y ahora ni siquiera es capaz de mirarme o contestarme", diría la pareja de Géminis.

Y es verdad, su inestabilidad emocional es tan marcada que difícilmente pueda llegar a formar una relación amorosa duradera y solida hasta bien entrada la madurez.

Pedirle estabilidad a Géminis es querer sacar agua de un pozo seco: la fidelidad no es su fuerte; ni el compromiso, su meta.

Las relaciones ocasionales son las preferidas por este signo: nada de compromisos, nada de reproches, nada de quejas y escenas de llantos interminables; el no nació para responder a estas situaciones, sino para disfrutar de un placer sin límites.

Por supuesto, el placer sin límites no es mas que una utopía, y en algún momento de su vida, Géminis comienza a replantearse su manera de vivir sin amor, aunque tarda bastantes años en llegar a ese escalón.

Hasta tanto, lo peor que puede hacer quien este enamorado de un Géminis es querer atraparlo, porque la huida "hasta nunca jamas" sera su única respuesta.

GEMINIS Y EL SEXO

En la sexualidad, pondrá en juego su arte amatorio, del que no carece en absoluto. Hará sentir a su pareja "tocar el cielo con las manos", y sera extremadamente sensual e innovador. La rutina no forma parte ni de su sexualidad ni de su vida. Sin embargo, en la sexualidad también sera inconstante y variable y pasará de un momento de gran pasión a otro de absoluta indiferencia.

ASCENDENTE EN GEMINIS

I — GEMINIS

Pueden amar hoy una persona, una familia, un amigo, pero tan prontamente como aparecieron en la vida de estas personas, pasan a amar a otras nuevas amistades, pareciendo olvidarse del motivo de su cariño que parecía tan arraigado, fuerte.

En Géminis hay dos clases diferentes: una que gusta mucho de la literatura y ama cultivar un pensamiento independiente,a cambio de repetir ideas de los demás.

La otra, es la científica, equilibrada y reservada. Modelo de persona.

Géminis hace la naturaleza más segura y contenta, y un físico especialmente saludable y activo.

Mercurio, el regente, de Géminis agudiza la perfección y otorga la habilidad para escribir y hablar, aunque hace al nativo nacido en esta posición, a veces irritable, e inclinado a mudar de escena y de ubicación.

Están muy bien capacitados como para ser comerciantes por su amplio vocabulario, adaptabilidad a las diferentes circunstancias, y respuesta rápida e inteligente.

Cuando Géminis está en el ascendente, el cuerpo del nativo es alto y delgado; o simplemente delgado.

Los brazos y piernas son largos, dedos delgados, pelo sedoso y ojos castaños.

Los nacidos en Géminis son vivaces, activos y alegres en todos sus gestos.

Habitualmente son muy inquietos, siendo esto exteriorizado por la expresión de sus ojos, que difieren en este sentido de la mirada más fija de los ojos de otros, que han nacido bajo los dos signos precedentes. Hay, no obstante, una determinada tendencia en lo expresado en el párrafo anterior, que se puede notar cuando el nativo de Géminis, no está ocupado en ningún asunto especial; las personas nacidas bajo Géminis tienen una expresión mucho más vivaz, cambiante y no fácil de determinar.
Su mente es inquisidora y por cierto muy aguda. Siempre quieren saber la razón de los porqués, pero frecuentemente carecen de la persistencia para llegar al final de los asuntos y así, a menudo se ven descorazonados.

Ya que tienen mucho tacto intentan no ofender, aunque los provoquen y son, generalmente, entonces, muy queridos por todos, aunque sus afectos no son del todo profundos.


Derechos ©1999 - 2021 Tarot Josnell