Enigmas y misterios

Logo Tarot Gratis

 

Enigmas de la humanidad

 

ENIGMAS DE LOS MAYAS

Misterios de la Humanidad

De donde procedían los mayas? ¿Quienes fueron los olmecas? ¿Como aprendieron aquellos hombres a construir sus templos piramidales, a estudiar las estrellas, a efectuar calculos aritméticos, a navegar, si es que, en realidad lo hicieron?
Solo nos cabe la menor duda de que los asiáticos intervinieron en el desarrollo de los antiguos pueblos de América.

Las pruebas arqueológicas que lo confirman.


Pero los códices que se habían conservado, transcribiéndolos pacientemente durante milenios, fueron quemados y destruidos por los monjes y clérigos que acompañaban a los conquistadores, de los que Bernal Diez del Castillo dijo:

Confiemos en que Creta y México hubieran tenido vinculos comunes, como parece señalar el famoso disco de Festos, y pronto se llegue a descubrir que la cuenca del Mediterráneo,
desaparecer la Atlántida, se pobló de gentes llegadas de América.




«Vinieron de Castilla y las islas muchos españoles pobres y condiciones que tenían un hambre canina de riquezas y esclavos.»

Pero nada prueba-
que no fuesen los mayas, de una forma u otra, los que intervinieron en el desarrollo de otras culturas.

Y si no fueron los mayas de una época cercana al principio de la Era cristiana, pudieron ser sus antepasados, en siglos o milenios anteriores.

No debe asustarnos la idea de que la Prehistoria es mucho mas antigua de lo que suponemos.


Ir mas allá de los 10 mil años antes de J.C. es una idea valiente y atrevida, pero en absoluto descabellada, que empieza a extenderse en los nuevos y j6venes arqueólogos de todo el mundo.

Y no es una invención de la famosa Leyenda Negra que entre los tripulantes de Cristóbal Colon hubiera condenados y criminales a los que se indultaba para que fuesen a las Américas, sobre la que caería en anos posteriores un río de indeseables sanguinarios y sin escrúpulos de la peor especie humana conocida.

Lo mismo podríamos decir de Grecia, Roma, Persia, etc., por no mencionar el poderío de Creta o la omnipotencia de Cartago, de todo lo cual no resta ya ni siquiera la sombra.

Cuando Hernan Cortes llego a Yucatan, los mayas ya estaban allí! encontró no eran ya mas que simples descendientes de la antigua y poderosa raza que extendiera por el mundo la religi6n del Sol.

En América ha surgido una nueva raza, con la que nos sentimos identificados plenamente, que esta compuesta de la sangre de conquistadores y conquistados, de vencedores y vencidos, todos los cuales luchan ahora por superar las antiguas rivalidades, los odios, los resentimientos y el rencor.

Pero si las estadísticas no mienten, existen todavía mas de dos millones de mayas que viven en las tierras de sus antepasados, y entre los mas puros se considera a los tacandones.

La civilizaci6n acababa penetrando en las selvas de Peten. Honduras y Guatemala y, posiblemente, esos vestigios étnicos se integraran en las nuevas corrientes de la humanidad.

Del pasado solo quedaran los restos pétreos que los arqueólogos estudian en la selva, desbrozándolos y convirtiéndolos en lugares de atracción turística, donde gufas de perfil maya explican a los visitantes una historia de su pueblo que desconocen.
Nosotros tampoco la conocemos, por supuesto.

Sabemos lo que encontraron allí los españoles y, al igual que en Perú, con los incas, se nos explico la historia de unos pocos siglos antes, que es la que vamos a narrar en el capitulo siguiente.

Pero, ¿y la historia de muchisimo antes del siglo X al XVI después de J.C.?

Precisamente, esa es la historia que mas nos interesa.
¿De donde procedían los mayas?

Quienes fueron los olmecas? ¿Como aprendieron aquellos hombres a construir sus
templos piramidales, a estudiar las estrellas, a efectuar calculos aritméticos, a navegar, si es que, en realidad lo hicieron?

No nos cabe la menor duda de que los asiáticos inter vinieron en el desarrollo de los antiguos pueblos de América.

Hay pruebas arqueológicas que lo confirman.

Pero nada prueba que no fuesen los mayas, de una forma u otra, los que intervinieron en el desarrollo de otras culturas.

Y si no fueron los mayas de una época cercana al principio de la Era cristiana, pudieron ser sus antepasados, en siglos o milenios anteriores.
No debe asustarnos la idea de que la Prehistoria es mucho mas antigua de lo que suponemos.

Ir mas allá de los diez mil años antes de J.C. es una idea valiente y atrevida, pero en absoluto descabellada, que empieza a extenderse entre los nuevos y jóvenes arqueólogos de todo el mundo.


Confiemos en que Creta y México hubieran tenido vinculos comunes, como parece señalar el famoso disco de Festos, y pronto se llegue a descubrir que la cuenca del Mediterráneo, al desaparecer la Atlántida, se pobló de gentes llegadas de América.

ANTES DE LA CONQUISTA


Que los mozos reverenciaban mucho a los viejos y tomaban sus consejos, y así se jactaban de viejos, y eso decían los mozos: que pues habían visto mas que ellos y les daban mas crédito.
Diego de Landa, «Relación de las cosas de Yucatan.

Los dos millones de almas que en 1940 se estimo que componían las tribus de lengua maya se hallan distribuidas entre Guatemala, Honduras, Belice, Yucatan, Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, San Luis de Potosí y Quintana Roo.
A. M. Tozzer, un notable investigador de la antigua cultura Maya, dijo acerca de la lengua de los habitantes de Yucatan:

La unidad geográfica de los pueblos de habla maya es admirable cuando se toman en consideraci6n las colonias de pueblos de lengua náhuatle esparcidas a lo largo de la costa del Pacífico de la América Central a veces tan al sur de Panamá.

Los mayas parecen haberse contentado con permanecer largo tiempo en un mismo lugar, y es evidente que no tenían por costumbre establecer colonias en regiones distantes del pais.

Este estudio antropológico y lingüístico de A. M. Tozzer como todos los efectuados con los mayas, están referido a una época reciente.

Los Mayas



 

SUSCRÍBETE!

 

TWITTER
FACEBOOK TAROT JOSNELL


 

 

 

registro: 1812159344695© 2018 Copyright by https://www.tarot-josnell.com/