Logo Tarot Gratis

DIETAS PARA ADELGAZAR

EVITAR EL SOBREPESO

 

Bajar hasta 5 kilos en treinta días

Para la mayor parte de las personas, plantearse el desafío de bajar cinco o seis kilos en un mes parece una tarea casi imposible. No lo es si dispones de las herramientas adecuadas.

No vamos a decirte que con este plan no será necesario que hagas gimnasia.

Lo normal sera que lo complementes con actividad física.

Pero, de todos modos, el plan funciona en forma eficiente aún cuando no vayas al gimnasio. Es probable que, en ese caso, pierdas sólo cuatro kilos en lugar de seis. Pero los resultados a fin de mes también te resultarán satisfactorios..

Muchas dietas fracasan porque no consigues "detener" el apetito ya que te la pasas comiendo alimentos que, en realidad, no son exactamente "ricos".

Una dieta, casi por definición, es una lista de comidas sosas que, tarde o temprano, nos dan más hambre. El éxito del plan que estás leyendo en este momento radica en que, justamente, está formado por comidas que "llenan" y que, además, le aportan la cantidad de nutrientes (vitaminas y minerales) que tu organismo necesita.

Porque ése suele ser otro de los problemas de las dietas demasiado restrictivas: logran hacernos adelgazar, pero privando a nuestro cuerpo de lo esencial para mantenernos sanos.

Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard descubrió que no basta con vigilar las comidas con alto índice glucémico.

Recordemos: los alimentos con alto índice de glucemia, disparan una respuesta en nuestro organismo, que nos lleva a tener hambre nuevamente, muy poco tiempo después de haber comido. ¿Un ejemplo de estos alimentos?

El pan blanco y casi todos los alimentos hechos con harina: pasan tan rápido por nuestro metabolismo que nos incitan a comer más.

David Ludwig, un científico de la mencionada universidad, asegura que en un estudio que realizaron, hallaron que "la gente que come muchos de estos carbo­hidratos rápidos como el pan, ingiere por día casi 700 calorías más, a pesar de lo cual casi siempre está con hambre a la hora de la comida.

Y lo peor de todo es que las comidas que se asimilan muy rápido, producen una energía que, si no se gasta inmediatamente, se acumula como grasa".

Del otro lado, según las investigaciones de este científico, las comidas de baja asimilación no sólo nos producen menos hambre: también nos nutren más, porque poseen más vitaminas, fibras, fitoquímicos y minerales.

"Eligiendo carbo­hidratos que no se asimilen tan rápido usted no sólo conseguirá perder sobrepeso: también logrará alejar el riesgo de diabetes y hasta mejorar el aspecto de la piel".

¿Demasiado bueno para ser cierto?

A continuación, todo lo que necesita saber para iniciar un plan 100 por ciento efectivo, el más efectivo que haya intentado hasta ahora.
Qué comer exactamente
Siempre que comemos carbohidratos, los niveles de glucosa en sangre aumentan.

Como respuesta, el páncreas libera una hormona, la insulina, que sirve para transportar esa glucosa a las células, produciendo energía. Antes de un partido, por ejemplo, un tenista come carbohidratos porque necesitará energía para moverse mucho. Pero hay varios tipos de carbohidratos.

Como ya hemos visto, hay algunos que se asimilan más rápido. Y estos son los peores, porque producen un aumento tan rápido de energía que, si no se la utilza, inevitablemente terminará depositándose como grasa.

Para peor, el páncreas segregará más insulina causando un círculo vicioso que provocará más apetito en menos tiempo.

Dice el especialista: "los carbohidratos de asimilación lenta, producen el efecto contrario: la glucosa sube lentamente y la aparición de la insulina es mas gradual. Esto lleva a que nos sintamos 'llenos" por más tiempo y a que el cuerpo use la grasa acumulada, antes que la glucosa, como energía".

Hasta aquí, todo parece sencillo.

Para perder el sobrepeso más rápidamente, todo consiste en elegir carbohidratos que se asimilen mas lentamente.

El tema es que, en nutrición, no todo es tan sencillo.

Hay carbohidratos que pueden ser "lentos" o "rápidos" según el tipo y el tiempo de cocción.

Por eso, para no confundirte, lo mejor será que te guíes por la dieta que esta en este link.

Sigue estos consejos y consume :

1: Granos enteros, frutas, vegetales y porotos. Estos deben ser las "piedras fundamentales" del plan de alimentación. Porque suben la glucosa más lentamente que cualquier otro alimento.

2: Proteínas sí, pero magras.

La carne de vaca, la de cerdo, la de pollo y la de pescado, no son carbohidratos,

por lo tanto pueden incluirse en la dieta.

Pero no exagere, elija cortes magros o engordará por la grasa que contienen.

 

3: Cuidado con los "snacks".

Con este plan, olvídate por este tiempo de los yogures bajas calorías o las galletas, aunque sean dietéticas: te subirán rápidamente la glucosa.

Es preferible que elijas una manzana.

Y si tu única opción a la tarde son un par de galletas, acompáñalas con un poco de proteínas, como ser un trocito de queso.

4: Come poco y seguido.

Aún con carbohidratos de lenta asimilación, es mejor que comas varias veces al día.

Es la mejor manera de evitar que la glucosa te suba de golpe.

5: Para el resto no hay piedra libre.

Hay cantidad de comidas que son carbohidratos de asimilación lenta.

Las patatas fritas, por ejemplo. Pero no abuses de ellas porque igual tienen bastantes calorías.

Lo mejor será que te mantengas fiel a esta dieta que de todos modos aporta unas 1500 calorías por día,

con lo cual no te morirás de apetito.

Por qué sirve este plan
Fundamentalmente porque es equilibrado, ya que incluye comidas de fácil resolución y que producen una buena sensación de saciedad.

Sí, tendrás que cocinar un poco, porque no todas las comidas que se incluyen, aparecen en la carta de un restaurante.

Pero es un sacrificio de apenas un mes.

Después de esos treinta días, cinco kilos menos serán un premio mas que suficiente.

Además, el plan incluye comidas que no "lucen" como dietéticas, por lo que no sentirá que te estás sacrificando un placer cambiando algo rico por otra cosa que no tiene buen sabor.

Piensa que lo más importante de este plan es que en ningún momento sentirás más hambre, sino todo lo contrario.

Las comidas con bajo índice glucémico, o sea carbohidratos de asimilación lenta, tienen la ventaja de que no producen una respuesta hormonal intensa, permitiendo que los alimentos permanezcan el tiempo suficiente en el organismo como para no tener hambre antes de tiempo.

Por eso es crucial comer poco, pero más seguido, para reforzar esa sensación de saciedad.

Dieta saludable
La ventaja de este plan no radica solamente en que sirve para bajar de peso.

Es el primer programa de alimentación que balancea lo rico con lo sano, evitando esas dietas con muchas prohiciones y pocos permisos que le cambia un factor de riesgo por otro.

Si bajas de peso evitando vitaminas y minerales, sólo conseguirás debilitar tu organismo.

Y si lo haces con exceso de proteínas, tal vez adelgaces, pero seguramente aumentarás tu colesterol.

La solución está en el balance.

Ser delgada en un mundo que tiende a engordar es casi sencillo.

Sólo basta con saber exactamente qué es lo que se debe comer.

Hasta que puedas hacer tu propia elección, guíate por estos consejos.

Te aseguramos que no fallarás.

 









Suscríbete...! Gracias!
TWITTER
FACEBOOK TAROT JOSNELL

 

>