Enigmas y misterios

Logo Tarot Gratis

 

 

Enigmas de la humanidad

 

DESCUBRIMIENTO DE MACHU PICCHU

Joya del Perú

 

Hiram Bingham, era un explorador y profesor de historia Sudamericana.

Él atravesó por primera vez las montañas de Perú, en febrero del 1909, eligiendo el mes con más lluvias del año, provocando que sus viajes fueran muy dificultosos.

No obstante, cuando visitó las ruinas de Choquequirao, éstas estimularon su interés por los Incas.



Entonces, en 1911 Hiram Bingham, volvió con la Expedición de Yale que en principio, fue orientada para ir al Río Urubamba y sus alrededores, y así encontrar la última capital de los Incas.



Bingham se dedicó a estudiar escrituras de la Conquista y documentos coloniales intentando saber por donde exactamente debía comenzar.

Él también había oído hablar de una misteriosa ciudad perdida en la selva, pero nadie en Cusco creyó estos rumores, ua qie se pensaba que la última capital de los Incas era Choquequirao.


LA DECISION QUE CAMBIÖ LA HISTORIA

La expedición contrariamente a lo primeramente decidido, no siguió el curso del Río Urubamba, porque se exploró un conjunto de ruinas que estaban en el camino.

El día 23 de julio de 1911, Hiram Bingham, llegó a Mandor y se encontró con un agricultor llamdo Melchor Arteaga,y él le comentó sobre la existencia de dos sitios Incas, Machu Picchu y Wayna Picchu..

Empleó a Melchor Arteaga como guía local, y cuando éste propuso dirigirse a la cima de la montaña, los expeicionarios colegas de Bingham comenzaron a excusarse para no ir con ellos.


 

Entonces, Bingham decidió subir solamente él con Arteaga y el Sargento Carrasco, (que ofició como intérprete del guía, puesto que sólo se comunicaba en Quechua).

Cruzaron el río Urubamba y se encontraron del otro lado con una vegetación muy profusa, selvática.

Tuvieron que recorrer el camino, en algunos momentos, arrastrándose y sosteniéndose solamente con las yemas de sus dedos.


Almorzaron a unos 600 metros sobre el río, y luego de éste, se encontraron con una choza, y algo más allá, unos campesinos que estaban trabajando en las terrazas agrícolas de Machu Picchu.

Descansaron, y entonces, Bingham decidió continuar el ascenso.

Pero Arteaga quiso quedarse conversando con los campesinos, y en su lugar, mandó como guía a un niño.

Bingham y el Sargento Carrasco continuaron ascendiendo, y entonces, pudieron divisar otras terrazas más imponentes.

 

LA APARICIÓN DE LA MAJESTUOSA MACHU PICCHU

 

Aunque la sorpresa más grande, la tuvieron al ver una serie de paredes Incaicas perfectamente terminadas, y que las cubría una vegetación muy espesa.

El niño llevó al explorador por entre los arbustos y bambúes hacia una gran cueva perfectamente terminada y tallada que, para idea de Bingham, debía que ser de una Tumba Real.

Bingham retornó a su país, y llevó las noticias con respecto de la ciudadela de Machu Picchu.

Su descubrimiento impactó al mundo, especialmente, a la Universidad de Yale y la Sociedad Geográfica Nacional, y las dos instituciones acordaron ayudar a Bingham en una expedición para explorar las ruinas descubiertas en 1912 y 1915.

 

ASOMBRO

 

Algo que asombró a Bingham y al equipo que lo acompañaba, fue el hecho de no encontrar demasiadas tumbas enMachu Picchu .

Y dijo, "una meticulosa cuenta de los esqueletos y huesos que se encontraron en las diferentes cuevas y tumbas pareciera mostrar los restos de 173 personas y quizá de éstos restos, 150 corresponden a mujeres, o sea, un porcentaje muy grande, por lo cual se deduce que ahí habría habido un santuario, y esas habitantes, eran “Mujeres elegidas del Sol."

Los otros restos de individuos que encontraron en Machu Picchu eran sirvientes, jornaleros agrícolas y soldados que fueron enterrados en lugares fuera de la ciudad. Así se explicaba Bingham la ausencia de más restos.

 

UNA DECLARACION POCO CREÍBLE

 

Bingham aseguró que ellos no encontraron oro ni objetos de plata, aunque sí, encontraron objetos de bronce y algunos otros metales. Inclusive objetos de madera, piedra y hueso.

En total, Bingham dijo que eran 521 objetos de cerámica y unos 220 objetos de metal perfectamente identificados.

Como era de esperarse, hubo y hay mucha controversia con respecto a lo que Bingham y sus expediciones, tomaron realmente de Perú, habiendo infinidad de números contradictorios e informes.

Exsite, sin embargo un informe oficial del Gobierno de Perú, del año 1916, donde se informa que ellos llevaron 74 cajas llenas de huesos, momias, cerámicas, textiles, metales y objetos de madera, y que ningún artículo de oro o plata fué registrado.

No obstante, hay muchas dudas, a causa de la magnitud de esta ciudad inca. Ademas de su importancia para la nobleza.

Todos los estudios coinciden en que fué imposible no encontrar objetos construidos con metales preciosos en Machu Picchu.

O sea , la ciudad perdida de los Incas no fue saqueada o conocida por los españoles durante 400 años, se deduce muy fácilmente que debe haber tenido bellas piezas ceremoniales y adornos reales, constituídas por oro y plata.

El gobierno Peruano y la Universidad de Yale ya tienen conversaciones en cuanto al retorno de este material para su colocación en un museo Arqueológico en Machu Picchu

 

Historia del Machu Picchu

 

 

 

Licencia de Creative Commons
DESCUBRIMIENTO DE MACHU PICCHU by https://www.tarot-josnell.com/ is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en www.tarot-josnell.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at https://www.tarot-josnell.com/derechos-utilizacion-material.htm..

 



 

SUSCRÍBETE!

 

 

 

 

registro: 1812159344695© 2018 Copyright by https://www.tarot-josnell.com/