HOROSCOPO CHINO

 

HOROSCOPO CHINO RATA

ASTROLOGIA CHINA

Años de la RATA : 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006. 

Características del signo RATA

Allí donde hay vida, hay ratas. Estos animalitos se encuentran en los lugares mas insospechados.

En las cocinas, claro donde se preparan los banquetes, en los mercados, en el las alcantarillas, en los edificios en construcción, en los barcos, en los trenes de mercancías adhieran de hay una aventura humana que pide ser vivida, hay se encuentra un rata que acepta rl desafío.

 

Su extrema movilidad, su entusiasmo fe en las cosas, hace que parezcan fuertes cuando se les conoce superficialmente, pero en realidad son seres vulnerables y lo son porque son incapaces de echar raíces en ningún sitio.

Pasan por las cosas encendiendolas, dignificandolas y haciendolas posibles con su entusiasmo y su aliento creador, pero que no se cuente con ellos para consolidarlas.

Las ratas cuando se encuentran en un edificio solidamente estructurado, lo único que saben hacer es roerlo y así destruirlo.Las ratas tienen mala fama en Oriente porque destruyen el inmovilismo, la inercia que tanto las complace, y los astrólogos chinos ven en ellas esa agresividad y esa inquietud que amenaza la paz de su mundo.

Pero el rata occidental es muy distinto, ya que su agresividad sirve para remover las estructuras y propiciar los cambios necesarios.

La rata liga fácilmente amistades, pero no sabe hacerse amigos duraderos.

Los amigos le sirven para vivir una singladura, para aprovechar a fondo una oportunidad, ya que la rata es la más oportunista de los animales del Zodíaco Chino

Pero una vez la aventura comenzada, el rata se marcha a vivir un nuevo episodio, como esos héroes de las historias infantiles que vagan por el mundo sin cesa. Ella se marcha y los demás se quedan, bregando en la brecha abierta gracias a la rata.

Un día los encontrara y protagonizaron juntos una nueva aventura, pero la rata no volverá jamás sobre sus pasos.

Necesita escenarios nuevos para su acción como nuevo clima, nuevos países.

Así en la rata en su fuero interno, pero a decir verdad, el mundo, tal como está estructurado en el día, a no es para que las ratas crezca y se multipliquen, y muchos muchos sistemas son las ratas condenadas a vivir una vida prosaica que no va con sus potencialidades interiores.

Entonces ocurre que las ratas se vuelven histéricas, se vuelven paranoicas, se sienten perseguidas, se mitifican, se erigen en héroes y viven mental

La política atrae enormemente a los rata, no tanto para desarrollar programas que no tienen, como para desembarazarse de sus prodigiosas energías que le dan una constante se de acción.

Sí muy a menudo son gente de ideas, no lo son de ideologías, y cuando se ocupan de política pasan de un partido a otro con extrema facilidad.

Y llevan dentro un designio personal y se alían con la armonización más y dormía y se alían con la organización más idónea para ayudarlas a realizarlo. Una vez realizado ese designio, dejan que otros administran la obra y ellas pasan a otro rosa.

 

Estas fuerzas que las lanzan al torrente de la acción se centra a veces en su sistema emotivo dándole una rara capacidad para la expresión de emociones.

Entonces, el rata se convierte en un artista consumado. Shakespeare, el más grande de los dramaturgos clásicos y al mismo tiempo actor, era rata. Otro grandes actores pertenecen a este mismo signo.

 

mente y emotivamente lo que la estructura física del mundo y les impide protagonizar en carne y hueso.

 

La rata gana dinero fácilmente, pero nunca de un modo regular. Siempre lo consigue en circunstancias extraordinarias o en trabajos extra.

Con el paso de los años, es en seguridad permanente en los cobros lo vuelve conservador y egoísta, y se muestra rata con su dinero, guardando los y atesoran dolor ante el temor que un día le falte.

A menudo habla de su retiro en un lugar tranquilo y soleado, pero se trata de un falso sueño, guiado por el temor que le da su inseguridad.

En realidad el rata no vivirá tranquilo jamás en ningún sitio porque lo suyo es rodar como una bola de nieve, protagonizando sucesos.

Las ratas evolucionadas estan dotadas de una poderosa imaginación, abierta a toda clase de creaciones.

Puede ser agudas observadoras políticas, filosofía, descubridores de elementos científicos, promotoras de un nuevo humanismo.

Pero la rata no evolucionada moviliza su talento para la crítica y resulta a veces genial en su ejercicio, brillante en la formación de su concepto, pero con tendencia a la destrucción más que la creación.

Cuando la pasión nula la mente de la rata inferior, pueden llegar a ser ruines y crueles de sus críticas sin embargo, hay en todas ellas un fondo de honestidad que les impide toda persistencia en la parte ruin del ser humano.

Uno de los elementos primordiales es el no ser persistentes en nada, ni en lo bueno ni en lo malo.

 

 

La rata trabaja con la imaginación, con sus facciones, impulsando y utilizando la fuerza organizadora de los demás, lo que raras veces hará la rata es trabajar con sus propias manos.

Las rata femenino rehuyen lo más que puede en las tareas domésticas y utilizan los más refinados argumentos para justificar su actitud. Sin embargo, a esa ratas le gusta acaparar, tener la despensa llena, husmear por los encantes, rastros y mercados de pulgas para hacerse con gangas. Pueden gastarse una fortuna en gangas que nunca utilizarán.

El rata es un gran sentimental. Por amor es capaz de abandonarlo todo y es siempre fiel a sus impulsos sentimentales.

Con las personas queridas puede ser de una gran generosidad, en particular con los hijos, los cuales no suelen en pagarle con la misma moneda, ya que, presuntuosos y altivos, se creen muy por encima del rata y a veces realmente esta superioridad existe.

 

Porque el rata tiene el don de atraer hacia si, por la vertiente amorosa, a personas que le son superiores y que le ayudarán a mejorarse y estabilizarse.

Con el apoyo de los seres queridos, el rata puede convertirse incluso en la segunda mitad de la vida y en un auténtico pilar de la sociedad.

Cuando sus energías que ya se han desgastado en su juventud movida, la rata, gracias a su cónyuge o gracias a sus hijos, puede estabilizarse y transmutarse en una auténtica institución.

La segunda mitad de la vida de las ratas suele ser muy distinta a la primera, salvo para aquellas que han quedado ancladas en su pasado, en una etapa por así decirlo infantil de su evolución.

Para conseguir esa estabilidad por vía de la amor, el rata debe buscar un partenaire en el que haya salido bajo el signo del dragón. El dragón ha venido al mundo con la misión de calmar los juegos sentimentales de la rata. Mientras la rata le ofrece un estímulo intelectual que difícilmente encontrará en otros signo. Hablando en términos prácticos ese dragón que ha de colmar las aspiraciones sentimentales de la rata, ha de ser ocho años más vieja que el o bien cuatro años más joven.

El mono es otro signo que compagina con la rata, pero como la aportación del mono es sobre todo intelectual, solo los rata que han superado la etapa de la sentimentalidad encuentran su plenitud

en un matrimonio con un mono.

Lo natural es que la rata al dragón y el mono

busque la rata. El dragón supone

para la rata un esfuerzo de seducción

y reconquista, mientras que con el mono y es ella la conquistada y vencida.

Hay otro signo que significa para la rata un peligro inminente de unión, el del caballo: pero esa unión no será resultado ni de una conquista premeditada ni de un rendimiento moroso tras un asedio como en el caso del mono, sino una unión dictada por el destino.

 

La rata y el caballo están predestinados a encontrarse en un momento en su camino y tal vez unirse por la presión de las circunstancias, de la fraternidad.

Esa unión puede ser felices desgraciada, según se el horóscopo solar de cada cónyuge, pero tanto en un caso como en el otro, el caballo y casi siempre la víctima y el rata el verdugo.

Existen dos de los que la rata debe huir a todo tren: el gato y el gallo.

 

El gato devorara literalmente a la rata robándole su intimidad.

El gato puede actuar como un verdadero vampiro para su vida familiar, captando el aspecto de los distintos miembros de su familia.

El gallo actuara en el mismo sentido en lo que se refiere a su vida social y profesional, desviando a su favor las oportunidades que puedan sufrir a la rata.

El matrimonio con un nativo de cualquiera de estos dos signos conduciría a las más lamentables frustraciones por parte de los dos cónyuges.

Los ratas son las que dan sabor a la vida.

Si ellos no existieran, las página de sucesos de los periódicos permanecerían vacías y el mundo le faltaría es el sufre de los alquimistas sin el cual es imposible obtener la menor transmutación